La Indomable Sol (G)

Esta tonalidad es la más grave dentro de las 12 armónicas más comunes.

Es muy útil si quieres solear, ya que su grave sonoridad te permitirá hacer octavas y acompañamientos con acordes por tu cuenta (si te sabes las técnicas).

Si ya tienes tu armónica de C, A, B♭ o D, sería una muy buena elección seguir con esta, ya que pertenece al trio intermedio de las más comunes (G, F, E).

Aquí te dejamos un pequeño video para que la puedas escuchar la onda de esta tonalidad: