KONGSHENG

Desde el 2006, el gigante asiático se pone a la altura mundial